Carta de presentación

Querida compañera, querido compañero,

Cataluña se encuentra desde hace años en una etapa política muy delicada, fruto, en gran medida, de la crisis económica y del fracaso en la búsqueda de un nuevo encaje con el resto de España. Estos dos factores, y nuestras carencias en el intento de resolverlos, explican nuestros retrocesos electorales, que se enmarcan también en las dificultades compartidas por el conjunto del socialismo europeo.

Hace dos años fui elegido primer secretario del partido en una situación extremadamente difícil. Os dije que era hora de arremangarse y así lo hice. Entre todos y todas hemos dejado atrás una gravísima crisis interna que ponía en riesgo la continuidad de nuestro proyecto. Y nos pusimos en marcha para superar el tropiezo de las elecciones europeas. Hemos estabilizado un electorado de más de medio millón de catalanes y catalanas, somos el segundo partido en votos a nivel municipal, volvemos a estar en el gobierno de las cuatro capitales de demarcación, un 64% de catalanes y catalanas tienen un gobierno local con presencia socialista, y en las elecciones al Parlament duplicamos las previsiones más pesimistas. Hemos recuperado nuestra autoestima.

Pero estamos aún lejos de donde todos y todas quisiéramos que estuviese el PSC. Debemos seguir renovando nuestras ideas, innovando nuestra forma de hacer política, abriendo nuestro partido, creciendo hacia dentro y hacia fuera, y reconectando con la ciudadanía. Debemos seguir tejiendo complicidades con el PSOE y hacer frente a quienes quieren relegarle a un papel subordinado en la política española.

Es un esfuerzo titánico que exige muchos cambios. Cambios que hemos de impulsar entre todos y todas, aprovechando lo mejor de nuestra experiencia, el empuje de la gente más joven, y una gran generosidad y capacidad de integración. Esta es la tarea que estoy dispuesto a seguir liderando si cuento con tu apoyo.

Me siento con la fuerza, las ganas, el reconocimiento público y la experiencia para poder hacerlo con garantías y con todo el mundo. Me conoces lo suficiente para saber que no habrá dificultad que me frene ni obstáculo que me haga abandonar. Soy partidario del pacto y del consenso, y tengo más ambición colectiva que personal. Por eso te propongo que sigamos caminando juntos.

Espero contar con tu apoyo, pero sea cual sea tu decisión, quiero agradecerte la confianza recibida en estos dos últimos años que han sido tan difíciles como apasionantes.

Un fuerte abrazo,

firma_miquel_iceta

[Aquí puedes descargarte la carta en formato pdf]

 

Advertisements